Definitivamente, ahorrar debe ser prioridad. El ahorro es obligatorio, a menos que no pienses despertar el día de mañana; pero si tienes considerado vivir muchos años más, ahorrar es tu obligación, tu “yo de mañana” te lo agradecerá infinitamente. Pero, ¿cómo y cuánto ahorrar? Ahí se pone buena la cosa, porque para este tema debemos considerar otros factores. Así que sigue leyendo para saber los puntos más importantes a considerar.

 

En estos tiempos de crisis, surgen diferentes situaciones que generan incertidumbre con relación al tema económico/financiero personal y de tu negocio. En muchos casos, las estructuras financieras tienen la variable “DEUDA” adjunta, y esto puede representar muchos problemas (principalmente de liquidez).

 

Consultar-a-un-asesor-financiero-para-gastar-menos_banner-1

 

 

Estos problemas surgen generalmente por un mal análisis de flujo de efectivo a la hora de adquirir una nueva deuda como crédito personal, hipotecario, automotriz, revolvente, etc. Al tomar decisiones emocionales o haciendo cálculos mentales, podemos entrar en un círculo vicioso en donde trabajemos para cubrir los pagos de nuestros créditos, en vez de trabajar para crecer.

 

Así que, sin más rodeos, ¡vamos a descubrir qué es lo mejor para ti, en estos momentos de incertidumbre económica!

 

Para ver qué te conviene más, tienes que responder las siguientes preguntas:

 

  1. ¿Tienes fondo de emergencia?
  2. ¿Tendrás recorte de ingresos que haga insostenible tu estructura económica?
  3. ¿Entiendes las consecuencias de pagar, o no, tus deudas?
  4. ¿Conoces el comportamiento de tus flujos de efectivo?
  5. ¿Puedes o sabes hacer proyecciones futuras con relación a tus flujos de efectivo?

CTA-CONTROL-DE-PRESUPUESTO

Para poder responder estas preguntas y saber qué te conviene más, si pagar o ahorrar, te recomiendo seguir estos sencillos pasos:

 

Paso 1 – Analiza tu situación económica

apuesto-hombre-negocios-caucasico-gafas-sentado-mesa-oficina-comprobar-documentos-lapiz-manos_153977-1723

 

Antes de decidir qué te conviene más, debes hacer un análisis detallado de tu estructura actual; para eso, basta con revisar cuál es tu comportamiento de ingreso y egreso, considerando posibles recortes de ingreso (en caso de tener este riesgo), de esta forma podrás evaluar problemas de liquidez e identificar áreas de oportunidad.

 

Tu situación económica deberá considerar los siguientes puntos:

 

  • Nivel de ingresos: Revisa detalladamente cuánto ingresas al mes, considerando todos los conceptos por los que recibes dinero.
  • Gastos fijos: Son todos esos compromisos obligatorios para mantener tu estilo de vida.
  • Créditos: Son todas las deudas que tienes y que representan un egreso (pasivos productivos y no productivos).
  • Gastos variables: Gastos que no son tan necesarios y que puedes o no tener, generalmente son los gastos que te dan experiencias como: diversión, vacaciones, gym, ropa, servicios de streaming digital, etc.
  • Ahorros: ¿Tienes ahorros obligatorios a corto o largo plazo? También hay que considerarlos.
  • Fondo de emergencia: Recuerda que tu fondo de emergencia debe ser de al menos 3 meses de gastos fijos y pago de créditos.

 

Paso 2 – Fondo de emergencia

Te-agarro-en-curve-la-crisis

 

Ya tienes un buen análisis de tu estructura financiera, ahora revisa cuánto dinero tienes en tu fondo de emergencia, y por cuántos meses estás cubierto con efectivo para vivir.

 

  • Tienes fondo de emergencia: ¡Felicidades! entonces revisa si tendrás o no recorte en ingresos y analiza cuánto tiempo gozarás de liquidez para establecer una estrategia de pago de deudas.
  • No tienes fondo de emergencia: Considerar pagar tus deudas puede ser el peor error que puedas cometer, aquí lo importante es ahorrar definitivamente, dado que, si surge una emergencia, lo lógico es que no tengas liquidez y debas adquirir más deuda Bienvenido a la carrera de la rata

 

En cualquier caso, deberás considerar el siguiente paso.

 

Paso 3 – Análisis de deuda

pila-monedas-calculadora-concepto-finanzas-empresariales_127657-23881

 

Debes realizar una lista de todas las deudas que tienes y analizarlas detalladamente considerando:

 

  • Saldo para liquidar la deuda.
  • Tasa de interés.
  • Monto de pago.
  • Riesgo de no pagar.
    • Implicaciones legales.
    • Esquema de cobranza del acreedor.
    • Activos comprometidos por la falta de pago (inmuebles, vehículos, maquinaria, etc).
    • Problemática por malas calificaciones en buró.
    • Compromiso con avales y referencias.

Este análisis te servirá para enlistar las deudas que te generen mayor impacto negativo, y así priorizar su pago, la prioridad debería ser la siguiente:

 

  1. Riesgo de no pagar: Deberás dar una calificación más alta a la que ponga en riesgo tu patrimonio y tu persona, por temas legales o de pérdida de activos.
  2. Monto de pago: Deberás dar una calificación más alta a la que te genere el pago más alto con relación al saldo para liquidarla, generalmente serán las deudas que te generen mayor problema de liquidez.
  3. Tasa de interés: Deberás dar una calificación más alta a la deuda más cara.
  4. Saldo para liquidar: Deberás calificar como más alto la deuda con el saldo más bajo.

 

Una vez realizada la clasificación, podrás ordenar de mayor a menor las deudas que hayan obtenido la mayor calificación y priorizar sus pagos para erradicarlas lo más rápido posible.

 

CTA-CONTROL-DE-PRESUPUESTO

 

Paso 4 – Capacidad de ahorro

mano-poniendo-dinero-moneda-hucha-ahorro-dinero-concepto-inversion-futura_14098-636

 

Independientemente de tu prioridad de pago de deudas, después de hacer los análisis propuestos en los pasos 1 al 3, debes considerar que el ahorro tiene que ser una constante, cuánto ahorrar, dependerá de tu análisis del paso 1, tu necesidad de efectivo para el paso 2 “fondo de emergencia”, y tus planes, proyectos y compromisos que tendrás en el futuro.

 

Con esto bien claro, deberás hacer los ajustes necesarios para tener la capacidad de acumular el monto de dinero que resulte, de acuerdo a tus necesidades.

 

Así deberás identificar cuál es tu capacidad de ahorro y descubrir si tu capacidad es suficiente o si te falta; si es suficiente ¡felicidades!, pero si no, te recomiendo considerar lo siguiente:

 

  • Posibilidad de incrementar tus ingresos, controlando tus gastos (ponte creativ@).
  • Posibilidad de detener el pago de deudas (con base en un análisis detallado).
  • Posibilidad de vender activos para estabilizar tu estructura o pagar deudas.
  • Recorte de gastos innecesarios.
  • Otros

Al final de tu ejercicio, deberás tener la capacidad de acumular la cantidad de dinero necesaria para que tengas la seguridad de que “TÚ ESTÁS EN CONTROL DE TUS FINANZAS”.

 

Como conclusión, te quiero comentar que siempre de los siempres, ahorrar es mejor. ¿Cuánto y cómo ahorrar? Esa es la cuestión.

 

Para terminar, te dejo con este diagrama para facilitar tu toma de decisiones.

 

9cc69330-c770-11ea-a515-a0369f10330e

Quieres tener la seguridad de que tu decisión es la mejor para ti, te invito a contactar a un profesional en el tema, que te ayude a descubrir qué es lo mejor para ti “financieramente hablando”.

 

¡Bienvenido a tu libertad financiera!