Cartera sana en tiempos de pandemia

Dicen por ahí que la verdadera “crisis” vendrá después de la enfermedad, esa que llegará con una carga enorme de consecuencias socio-económicas… Y es justo de lo que vengo a platicar contigo: esta es una realidad que podría (o no) azotar al capitalismo como lo conocemos hoy en día, y ante la cual lo único que tenemos en nuestras manos es adaptarnos. Nos toca abrazar nuestro momento y trabajar con lo que tenemos, dejar de echar culpas, de justificar o quejarnos por el lugar en el que nos encontramos.

Hoy te toca responsabilizarte por tu muy probable falta de acciones preventivas. Si el día de hoy te encuentras en crisis te invito a que hagas un análisis interpersonal y seas completamente sincero contigo mismo. Hagamos un ejercicio, lee las siguientes afirmaciones y cuestiónate:

“Hoy tengo miedo porque no sé qué va a pasar con mi

economía, perdí el trabajo, me recortaron el sueldo, cerré

mi negocio total ó intermitentemente, no tengo clientes”.

20190313105218.cerrado-copy

¿Sólo en una pandemia o crisis mundial tengo estos riesgos financieros o es algo a lo que estoy expuesto siempre?

“Hoy tengo miedo de que el nivel de deuda que tengo aumente, no tengo para pagar la hipoteca, no tengo para pagar el coche, no tengo para pagar las tarjetas de crédito”.

¿Si no tuviera estos compromisos que adquirí anticipadamente, hoy mi flujo de efectivo sería mayor y mi salud mental sería mejor?

Hoy en tiempo de contingencia te estás dando cuenta de que la decisión de “gastar menos” tiene, y siempre ha tenido, un total control personal, tú decides cómo, cuándo, y cuánto gastar de tu dinero, a diferencia del “ganar más”, que no basta con que sólo lo desees (aunque sea con todas tus fuerzas), para que se logre están implícitos n cantidad de factores externos ajenos a ti.

consumidor-comprando-panico-sobre-concepto-coronavirus-covid-19-mujer-sostenga-bolsa-compras-rollos-papel-higienico-pasta-alforfon_77190-4285

Dejando claro esto, y después del “trago de realidad”, vamos con cosas más agradables;  te digo con toda seguridad ESTO VA A PASAR, no es la primera vez que el mundo se enfrenta a una pandemia o crisis financiera:

  • 1987 El Lunes Negro
  • 1994 Efecto Tequila
  • 2000 La burbuja puntocom
  • 2008 La caída de Lehman Brothers
  • 1981 VIH SIDA
  • 1989 Gripe Rusa
  • 2009 Gripe porcina

“Todo aquel que no conoce la historia de la humanidad está condenado a repetirla”.

La historia es cíclica, afirman algunos historiadores, y con esto nos quieren decir que los sucesos que vive la humanidad están destinados a que se repitan a través de períodos. Analiza qué aprendizajes tuviste o adquiriste de las crisis pasadas, como fue que tú o aquellos que cuidaban de ti económicamente las recibieron, qué te enseñaron a ti de esas experiencias que hoy marcaron la diferencia a tu favor (o no) y qué vas a hacer para “recibir” la próxima…

Deja de preocuparte y comienza a ocuparte

quedarse-casa-concepto-seguro-proteccion-coronavirus-detiene-pandemia-mujer-joven-trabaja-enfermedad-computadora-portatil-mascara-protectora-desarrollador-tecnologia-internet-linea-covid-19-freelancer_154972-11

Si hoy eres estudiante, te invito a generar empatía (económica y emocional) para con las personas que se ocupan económicamente de ti, hoy te toca hacer conciencia del gasto de servicios.

Si eres empleado, ¡ponte la camiseta! Hoy te toca esforzarte más, hay qué entender que si se hunde el barco que abordas, difícilmente encontraras alguno que te rescate navegando en aguas de crisis.

Si eres emprendedor, indudablemente los mercados van a cambiar durante y después de esta contingencia, es momento de replantear tu estrategia global, rediseñar tu propuesta de negocio y adaptarte a los cambios.

Se dice que la creatividad es el resultado de una catarsis ocasionada por una crisis.

A ti empresario, comunícate con tu equipo, reconoce el esfuerzo y la importancia de cada uno para el funcionamiento de tu organización. Con esta simple acción estoy seguro que podrás armar un plan de contingencia en el que todos estén involucrados y puedan hacer frente a este reto.

Y por último, y esto va para todos y todas, comienza a generar un plan de contingencia ¡ya! Evalúa tu situación financiera e identifica qué puedes mejorar, de qué gastos y compromisos futuros puedes prescindir, y cuál es la estrategia que vas a seguir para llegar a donde quieres ir.

Y repite después de mí: “Que esta sea la última vez que una pandemia o crisis financiera me agarra en curva”.

Te dejo algunos links, mismos que ya evalué y filtré con el objetivo de que la información que te llegue sea lo más acertada posible. Dejemos de generar caos y conflicto por medio de mensajes que no provengan de una fuente oficial.