Para cualquier objetivo, deseo o cosa que hagamos, tiene de por medio el dinero, aunque no queramos, el billete siempre está de por medio. Y cuantas veces no sabemos ni en que se nos va ni cuanto ganamos.

Lo primero que necesitamos saber ¿Cuánto gano y en qué estoy gastando? Así como ¿Qué objetivos tengo?

  • ¿Poner un negocio? 7 de cada 10 negocios que se inician, quiebran por problemas financieros.
  • ¿Irte de viaje? Necesitas realizar un presupuesto, no te vayas con el presupuesto de tu tarjeta de crédito.
  • ¿Pagar la colegiatura de tus hijos? Recuerda siempre las cuotas extras que cobran, así como los gastos anuales, útiles, libros, uniformes, etc.
  • ¿Vas al super sin prespuesto? Identifica cual es tu consumo habitual, y revisa en que podemos bajar los costos, siempre hay forma.
  • ¿Estoy preparado para la vejez? 7 de cada 10 adultos mayores en México, viven en la pobreza. ¡No seas parte de la estadística!
  • ¿Quiero comprar un coche? Nunca revisamos cuanto pagamos de intereses.

Y podemos seguir la lista, la cual puede ser interminable. Lo que si debemos de comenzar a realizar es ¡UN PRESUPUESTO! Ya que lo que no se mide, no se mejora. Es aquí donde comienza la magia para que te comience a sobrar el billete. Sigue la siguiente estructura básica para tus finanzas:

  • Gastos fijos: Tienes el 50% de tus ingresos para gastar en este rubro. Los conceptos que integran son los básicos para vivir como, el pago de los servicios, la renta o hipoteca, alimentos, transporte (gasolina, seguro del coche, mantenimientos), seguros de gastos médicos además de todas las deudas que tienes que estar pagando.
  • Gastos variables: Puedes gastarte el 20% de tus ingresos, los cuales se van en salidas de fines de semana, vacaciones, regalos de cumpleaños, diciembre, eventos sociales, todo el tema de estética o belleza, ropa, apariencias (lujos), mantenimientos esporádicos, enfermedades esporádicas, gastos hormigas, etc.
  • Ahorro a corto plazo: Son 3 conceptos para lo que debemos ahorrar si o si, el cual es igual del 20% de nuestros ingresos.
    • Fondo de emergencia (Tiene que estar siempre disponible)
    • Liquidar deuda
    • Invertir (Procura buscar inversiones con intereses compuestos)
  • Ahorro a largo plazo: Es el 10% de tus ingresos. Este ahorro a diferencia del ahorro a corto plazo, es un ahorro que no podemos tocar. ¿En que podemos ahorrar? Tu vejez, educación para tus hijos (universidad), para inversión a futuro, o simplemente para asegurar liquidez para el futuro.

 

Ahora, si te fijas, es el 100% de tus ingresos, pero cual es la clave para mejorar nuestro presupuesto de gastos y hacer que nos sobre ese 30%. Te dejo los siguientes #HacksFinancieros:

  1. Si tienes varias deudas, comienza a eliminar una deuda a la vez (meter dinero a capital), de la menor a la mayor.
  2. Identifica tus 3 gastos mayores de gastos variables. Pon un límite menor de lo que estás gastando, aunque comiences a reducir el 20% de ese presupuesto, ¡Te va a sobrar dinero!
  3. Comienza a eliminar servicios de streaming o servicios que no utilizas, créeme, esos 200 pesos al mes siempre cuentan.
  4.  Si tiene como objetivo un gasto fuerte a mediano plazo (Viaje largo, automóvil, inversión) ¡Comienza tu presupuesto ya! Y comienza a acumular dinero, no dejes que el tiempo te gane.
  5.  ¡Hazte responsable de tu cartera! El problema de las finanzas personales son tuyas, no de los demás. Y siempre recuerda, si piensas que estás bien, siempre puedes mejorar.