Propiedades, negocios, carros, vacaciones de lujo, excentricidades, glamour… No son la descripción más adecuada para referirse a un millonario con libertad económica.

 

El gran Gatsby, Tony Stark o Bruce Wayne, son solo novelas o historietas, creadas en un mundo de fantasía / ficción, que nos han llevado a pensar en lo más profundo de nuestro ser que, ser millonario es sinónimo de excentricidad y glamour. ¡Desde aquí, la idea está errada!

 

 

via GIPHY

 

Es un hecho que la mayor parte de las personas queremos ser “Ricos”, “Millonarios”, tener “Libertad Financiera” y gozar de “Nuestras rentas multimillonarias”; algunos, para sentirse grandes, exitosos, importantes o poderosos. Otros, para sentirse seguros, tranquilos por el bienestar que da tener libertad económica, o simplemente, por que quieren dejar tranquilidad y estabilidad a los suyos. También están los que quieren descubrir la vida, vivir y conocer lo más que puedan, experimentar y aprender constantemente.

 

Cualquiera que sea tu objetivo para ser millonario, te comparto 5 cosas que NO ESTÁS HACIENDO Y LOS VERDADEROS MILLONARIOS SÍ.

 

1. Pensarse millonarios

 

 

via GIPHY

 

Así como lo lees. Un millonario “SE SIENTE, PIENSA Y ACTÚA” como millonario. ¿Qué tan seguido te crees “rico”?, ¿qué tan seguido te detienes a pensar en la cantidad de dinero que quieres juntar, para tus próximas inversiones que te generen “MÁS DINERO”?, ¿piensas que ser “MILLONARIO” es para los elegidos?, o ¿piensas que en unos años tú estarás en la Mesa del Millón?.

 

Volverte súper rico muchas veces es tema de fantasía, películas, o juegos de qué tal si… Creemos que solo los que tienen empresas, el apellido, la herencia, los grandes atletas, artistas, o ya de plano los que se ganan la lotería, pueden llegar a este nivel. La realidad es que cualquier persona puede serlo, y para destruir el mito, te doy la noticia de que hoy 4 de cada 5 millonarios trabajan para alguien más.

 

“LA MEJOR DECISIÓN ES PENSAR QUE CONVERTIRTE EN MILLONARIO ES POSIBLE, LA PEOR DECISIÓN ES PENSAR LO CONTRARIO”.

 

 

2.  Conocen su dinero, y lo acumulan PARA INVERTIR.

manos-trabajando-articulos-oficina_1921-179

Un millonario mantiene una relación casi casi amorosa con su dinero, qué tan seguido escuchas “¡es que es bien marro, por eso tiene lana!”.

 

La realidad es que un millonario cuida su dinero casi como cuida su vida; para él, acumular más dinero es actividad del día a día, en muchas ocasiones convierte esta actividad en un juego divertido, en donde juntar la mayor cantidad de dinero es la prioridad.

 

El buen millonario es aquel que conoce el día, la hora y el monto para su siguiente millón, conoce dónde está hoy con su dinero y dónde estará el día de mañana. Sabe cuánto gana y cuánto gasta (o tiene a alguien que le da esta información), tiene presupuestos para sus actividades personales y profesionales.

 

En concreto “SABE QUE RAYOS PASA CON SU DINERO”, de otra forma ¿Cómo podrá jugar con él, si no sabe dónde está o en qué lo gasta? Un millonario conoce las matemáticas detrás del dinero y las utiliza a su favor para multiplicarlo.

 

“HAZ LOS CÁLCULOS PARA SER MILLONARIO, CREA LA POSIBILIDAD Y DESPUÉS, CREA LA ESTRATEGIA”.

 

 

3.  Incrementan constantemente sus fuentes de ingreso.

 

 

via GIPHY

 

Un millonario no sufre de “dependencia económica”, no depende de una sola fuente de ingresos, y lo más seguro es que tenga 3 o más fuentes de ingreso contante y sonante.

 

Siempre busca nuevas oportunidades u opciones para tener fuentes adicionales de ingreso, la pregunta es: ¿por qué consideran importante tener múltiples fuentes de ingreso?

 

Hoy vivimos una situación histórica con la crisis económica, y para todos lo que tienen una sola fuente de ingresos y esta se vio mermada por factores externos, ¿de dónde están sacando dinero?

 

Múltiples fuentes de ingreso, te permiten acumular más; acumular más, te permite invertir más; invertir más, te permite llegar más rápido a tu siguiente millón. Es como una bola de nieve que en el camino va tomando más fuerza y tamaño, como dicen por ahí “dinero llama dinero”.

 

“EL DINERO FLUYE PARA AQUELLOS QUE LE PONEN ATENCIÓN, LO DIVERSIFICAN Y SON RESPONSABLES CON EL RESULTADO”

 

 

4.  Permanecen en BANCARROTA.

monedas-concepto-calculo-pila_23-2148294835

Un millonario exitoso no gasta más cuando gana más, mantiene constantemente el mismo estilo de vida (con algunos gustitos, tampoco hay que exagerar, ¿o sí?).

El objetivo para muchos millonarios es llegar a vivir con menos del 20% de su ingreso; ¿qué crees que pasa entonces con el otro 80%? Ese es el dinero que acumulan para ponerlo a invertir, generando diferentes fuentes de ingreso e incrementando su valor patrimonial.

 

Las preguntas que te hago aquí son:

  •     ¿Con qué porcentaje de tu ingreso vives al día de hoy?
  •     ¿Constantemente te sobra dinero?
  •     ¿Te gastas tus excedentes en cosas innecesarias?
  •     ¿Cuánto dinero tienes en ahorros?

“PAGA EL PRECIO HOY, PARA QUE MAÑANA PUEDAS PAGAR CUALQUIER PRECIO”

 

 

5. Repiten, refuerzan y se concentran

hombre-negocios-ordenador-portatil-celebrando-exito_23-2147932214

 

Tu puedes y debes ser millonario, te puedes convertir en esa persona si desde un principio piensas en grande y te concentras al máximo.

 

Contrario a lo que muchos pueden creer, ser rico no llega fácil, el nivel de autocontrol y la serie de retos que te esperan son grandes, así como debe ser grande tu actitud y tus pensamientos. Un millonario exitoso, es aquel que repite estos pasos, se mantiene reforzando su estructura, sus conocimientos, sus ideas y se concentra en su siguiente objetivo completamente.

 

Es trabajar en un círculo virtuoso, donde existe un objetivo claro, una estrategia para cumplir el objetivo y la fecha donde se haga realidad o se alcance el objetivo, de lo contrario estarás a la deriva dejándote llevar por la corriente.

 

“CUANDO CAMBIES TU MENTALIDAD, CAMBIARÁS TU REALIDAD”

 

En resumen

Piénsate millonario – conoce tu dinero, cuídalo y ahórralo – invierte y diversifica en diferentes fuentes de ingreso – mantente gastando poco “en bancarrota” – repite, refuerza y concéntrate en tu objetivo.

 

Al final, el compromiso es contra ti y solo contra ti, no esperes una varita mágica que aparezca 1 millón de dólares de la nada, generalmente en estos casos el dinero se esfuma a la misma velocidad. Prepárate para la prueba, ya que el camino será retador, apunta a tu siguiente objetivo y….  DISPARA.

Bienvenido a tu siguiente MILLÓN.